Sighisoara, Romania

Viaja en el tiempo al visitar Sighisoara y conoce el sitio donde nació el príncipe que inspiró la leyenda de Drácula

Conoce Sighisoara, Romania

Sighisoara fue fundada en el siglo XII por los sajones en la región de Transilvania, sobre las ruinas de una fortaleza romana. Esta localidad ubicada en el distrito de Mures es una de la ciudades medievales más bellas y conservadas de Europa que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El centro de Sighisoara comprende la llamada ciudadela, rodeada por una muralla que protegía a los habitantes de los ataques externos y de la que todavía existen nueve torres. Estas están nombradas de acuerdo a los gremios que las defendían, como la Torre de los Herreros, la Torre de los Carniceros y la Torre de los Sastres. Sin embargo, la más famosa es la Torre del Reloj que se ubica en la Plaza de la Ciudadela donde antes habían mercados y hoy abundan los bares, tiendas de regalos y talleres de artesanos que se quedaron ahí como en la Edad Media. La Torre del Reloj, también llamada la Torre del Ayuntamiento, es el principal atractivo de la ciudad y posee figuras que se mueven con el mecanismo del reloj y que representan la paz, la justicia, el día, la noche y los días de la semana. Visítala y admira desde su cumbre las calles empedradas y los techos de las casas del siglo XVI. Asimismo, esta torre alberga el Museo de Historia con una colección que muestra la evolución del arte en la región, muebles renacentistas, instrumentos médicos y diversos relojes; y la Cámara de la Tortura donde fueron atormentados prisioneros con instrumentos que hoy se exhiben aquí.

En Sighisoara nació y creció Vlad Draculea, príncipe de Valaquia, apodado Vlad Tepes o el Empalador por su manera de castigar a los enemigos y traidores, y que inspiró el personaje del Conde Drácula del escritor irlandés Bram Stoker. La casa donde vivió es uno de los principales atractivos de la ciudad; se ubica en la Plaza de la Ciudadela, posee un dragón de hierro forjado sobre la puerta y aloja un restaurante y el Museo de Armas. También en la zona de la ciudadela está la Iglesia y Monasterio Dominico con detalles góticos, un marco de estilo renacentista en la puerta de piedra tallada, alfombras orientales y un órgano barroco que es el protagonista de recitales que se celebran a menudo; y las Escaleras de los Estudiantes, originalmente 300 escalones cubiertos de madera que hoy son 175 y permiten el acceso a la Iglesia de la Colina. Asimismo están la Casa del Ciervo, un edificio del siglo XVII que actualmente es un hotel y cuyo nombre se debe a una cabeza de ciervo que está en una esquina de la fachada, y la Casa Veneciana que se distingue por sus arcos de tres lóbulos.

Otra zona de interés de Sighisoara es la Ciudad Baja, donde antaño había mejor calidad de vida que en la ciudadela. En ella resaltan la Plaza Herman Oberth, construcciones del siglo XVII y la Iglesia de los Leprosos que sirvió como asilo de enfermos. Otros atractivos de la ciudad son la Catedral Ortodoxa con un estilo bizantino, la Iglesia Católica Romana St Joseph y la Iglesia Ortodoxa de Cornesti de estilo neoclásico.

Visita Sighisora en julio cuando se realiza el Festival Medieval de Artes y Oficios que permite, a través de la música de trovadores, los desfiles de disfraces, las muestras gastronómicas y las ceremonias, conocer las tradiciones de la región en aquella época.

***La moneda oficial en Rumania es el Leu Rumano (RON).

Hoteles en Sighisoara, Romania