Comida típica de Serris, France

En Serris y la región se encuentran productos y platillos de toda Francia, destacándose los frutos y vegetales que reflejan el afecto por la tierra

Serris posee una cocina donde los productos de la tierra son protagonistas. De tal manera que hay espárragos de Argenteuil, champiñones de París, berros de Méréville, manzanas faro, cerezas de Montmorency, y aves de corral de Houdan, cuya carne se distingue por su fino sabor. Con este tipo de aves criadas y alimentadas de manera especial se elabora paté. Asimismo, se hacen otros embutidos como boudin noir, que es morcilla a base de sangre y grasa de cerdo; se hornea una variedad de pan, y se producen quesos con denominación de origen controlada como el brie de Meaux y el brie de Melun.

Las especialidades regionales comprenden soupe à l’oignon, sopa de cebolla que se sirve con queso rallado y crotones de pan; poulet franchard, un guiso de trozos de pollo con champiñones que lleva estragón, perejil, limón y crotones de pan para servir, entrecôte bercy, corte de carne hecha a la parrilla, originalmente de caballo, que se acompaña de una salsa de vino blanco con chalotes; merlans bercy, una especie de pescado cocinado con mantequilla, chalotes, vino blanco y limón, y hachis parmentier, un platillo en capas gratinado que lleva puré de papas y carne picada de res cruda o guisada. Asimismo, se preparan gnocchis à la parisiense, un plato de pasta hecho con una masa ligera que lleva queso y salsa de mantequilla y huevo;  pommes souflées, que son papas fritas dos veces; coliflores gratinadas, y puré de berro.

Para endulzar el paladar hallarás una variedad de pasteles. Degusta el Paris-Brest, un pastel tipo rosca hecho con la masa con la que se hacen los profiteroles, relleno de praliné o crema de manteca con café y espolvoreado con azúcar glas y cacao; y el Saint Honoré, que consiste en ensamblar profiteroles con nata. De igual forma, el savarin chantilly, es un pan de vainilla envinado y decorado con crema chantilly y frutos rojos; la tarte bourdaloue lleva peras y crema de almendras envinada, y el Ópera, es un pastel en capas que lleva pan de chocolate y almendra, crema de café, ganache de chocolate oscuro y  miel de ron.

El vino es la bebida nacional por excelencia y en la región se utilizan uvas semillón, sauvignon, chardonnay y pinot noir para elaborarlos. Otras bebidas que puedes probar son aperitivos a base de vino de berro; Clacquesin, un licor de resina de pino de Noruega y plantas aromáticas; Noyau de Poissy, un licor hecho con la maceración de las almendras de los albaricoques; y Grand Marnier, una mezcla de coñacs y esencia de naranja.

Entre los restaurantes franceses que hay en Serris están Pret a Manger, L’Interprete, Les Marmottes, La Baguette du Val, Creperie Le Menh’ir, Le 6 Bis Restaurant y Cocotte & Co. Además, hay establecimientos de diferentes cocinas del mundo.

Los platillos que no te puedes perder

Soupe à l’oignon,Serris, France

Soupe à l’oignon Deliciosa sopa de cebolla que lleva queso rallado y crotones para servir.

Boudin noir,Serris, France

Boudin noir Morcilla elaborada con grasa y sangre de puerco.

París-Brest,Serris, France

París-Brest Pastel de una masa ligera relleno de praliné o crema de manteca con café y espolvoreado con azúcar glas y cacao.

Grand Marnier,Serris, France

Grand Marnier Licor compuesto por varios coñacs y esencia de naranja.