Santana, Portugal

Santana, pueblo pintoresco y tradicional de la isla de Madeira, cuenta con atractivos naturales únicos que lo han convertido en Reserva Mundial de la Biosfera

Conoce Santana, Portugal

Santana es una ciudad ubicada al norte de la isla de Madeira, a 40 kilómetros de Funchal, Portugal. Este destino es famoso principalmente por dos peculiaridades: sus tradicionales casas triangulares de inclinados techos de paja, llamadas en portugués palhoças, y su riqueza paisajística, ya que está ubicada a 312 metros sobre el nivel del mar, por lo que ofrece vistas panorámicas memorables.

Las llamadas palhoças atraen la atención gracias a su vistosidad y colorido. Parece ser que estas casas son vestigios de construcciones primitivas de madera y paja que se encontraban por toda la isla. Generalmente son viviendas bajas pero amplias, con dos pisos, muebles de madera y decoración sencilla. Las 120 palhoças que se conservan están abiertas al público.

Entre el patrimonio arquitectónico de la ciudad destaca la Capilla de San Antonio, que data del siglo XVI; la Capilla de Santa Ana, del siglo XVII, y la Iglesia Matriz de San Jorge, edificada en 1660, que posee un altar mayor y un púlpito esculpidos en madera dorada.

Gracias a su altura, en Santana se pueden tener vistas memorables y paisajes que roban el aliento. El Fortín de Faial, dotado de cañones que apuntan hacia el mar, cuenta con un mirador que permite ver el pueblo de Faial, la Peña del Águila y la cara norte de la Punta de San Lorenzo. También el Mirador de Cabanas ofrece vistas espectaculares en días claros, como el Arco de San Jorge y la isla de Porto Santo.

Este destino fue declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco en 2011 ya que cuenta con un importante número de especies endémicas, ecosistemas marinos y costeros, vegetación de altitud y bosques de laurisilva. También posee una Reserva Natural Marina en la Rocha do Navio, que goza de una gran diversidad de hábitats naturales y una flora marina abundante, que incluye una franja de mar, hábitat de la foca monje y dos islotes con flora endémica propia de los acantilados naturales de Macaronesia.

Santana es el punto de partida de numerosas "levadas", canales construidos para llevar el agua desde las cumbres a los campos de cultivo que recorren las montañas y el bosque de laurisilva de Madeira, por lo que se han establecido senderos y diversas rutas. Los amantes de la naturaleza no deben dejar de visitar el Pico Cortado, la Cova da Roda o el Pico Ruivo, el tercer punto más alto de Portugal. Mención aparte merece la Achada da Teixeira, que cuenta con dos formaciones geológicas muy llamativas: la “Cara” y el “Homem de Pé”.

También en Santana se encuentra la famosa Rosaleda de la Quinta do Arco, que posee una de las colecciones de rosales más grandes de Portugal, con especies de rosales raros y otros en vías de extinción. Además, en este destino se encuentra el Parque Temático da Madeira, con pabellones multimedia y espacios al aire libre dedicados a la evolución histórica, a la naturaleza y a las tradiciones del archipiélago de Madeira.

***La moneda oficial en Portugal es el Euro (EUR).

Hoteles en Santana, Portugal