Comida típica de Rávena, Italy

Rávena se distingue por su espléndido patrimonio cultural, del que la gastronomía forma parte esencial

El entrante o aperitivo más popular de la zona es el antipasti. Se compone de aceitunas, rodajas de salami, pescado o marisco (sardina, pulpo o calamares), alcachofa y pepinillos en vinagre. Se sirve con palitos salados de pan o ruedas de pan tostado.

Las sopas y caldos ocupan un lugar destacado en el menú de la zona. Entre las especialidades más conocidas están las tagliatelle (tallarines) o lasagne (lasaña), servidas con salsa de carne, conocida como ragú, parmesano y nuez moscada. También está la cappelleti, pasta al huevo cortada en cuadros y rellena de queso y salsa de carne. Generalmente estas pastas son fatta in casa (hechas en casa) frescas y servidas al momento.

Otro platillo delicioso que también podrás probar es el minestrone con polpo e olio al tartufo, una sopa de vegetales con ejote, cebolla, apio, zanahorias, jitomate y papa, que se cuecen en una cacerola con caldo de pescado. Se le agrega pulpo, pasta o arroz para dar más consistencia y se aromatiza con aceite de trufa negra.

De platillo principal suele ser muy popular la carni di maiale (carne de cerdo) a la parrilla, sobre brasas de madera y acompañado de pinzimonio, una mezcla de verduras crudas bañadas en aceite y sal. El castrato di Romagna (cordero a la romana) se prepara con la carne de un cordero que se alimenta con hierbas frescas, granos y cereales que producen una carne tierna y suave, marinada con sal, ajo y romero a la parrilla, servido con aceite de oliva, limón.

La ciudad de Ravena se localiza a escasos 8 kilómetros de la costa, por lo que también abundan los platillos a base de pescados y mariscos. El risotto alla marinara o arroz con mariscos, el tagliolini allo scoglio o pasta con mariscos y el spaghetti con le vongole (spaghetti con almejas) son parte de la variedad más destacada de los frutos del mar Adriático.

Carnes y pescados suelen acompañarse con un pan llamado piadine, compuesto por una masa hojaldrada elaborada con harina de trigo, grasa de cerdo (o aceite de oliva), sal y agua que se cocina sobre placas de metal o piedra refractaria, así como de un queso blando, fresco y cremoso, el famoso squacquerone di romagna, con denominación de origen en Emilia-Romagna.

A todos estos platillos se adaptan perfectamente los vinos locales de las cepas Sangiovese, Trebbiano, Pagadèbit. Y entre los dulces típicos están las galletas Caterine, en forma de muñeca o gallo, cubirtas de chocolate y decoradas con azúcar de colores; el ravennino, un chocolate con leche y piñones tostados, y la torta Teodora, pastel elaborado con harina de maíz, piñones, huevos y cubierta de almendras molidas y azúcar glass. 

Los platillos que no te puedes perder

Cappelleti,Rávena, Italy

Cappelleti Pasta al huevo cortada en cuadros y rellena de queso y salsa de carne.

Castrato di Romagna,Rávena, Italy

Castrato di Romagna Se prepara con carne tierna y suave de cordero marinada con sal, ajo y romero cocida a la parrilla.

Piadine,Rávena, Italy

Piadine Pan de masa hojaldrada elaborada con harina de trigo, grasa de cerdo o aceite de oliva, sal y agua, cocido en placas de metal o piedra refractaria.

Squacquerone di romagna,Rávena, Italy

Squacquerone di romagna Queso blando, fresco y cremoso, ideal para untar. Cuenta con denominación de origen en Emilia-Romagna.

Torta Teodora,Rávena, Italy

Torta Teodora Pastel elaborado con harina de maíz, piñones y huevos, cubierto con almendras molidas y azúcar glass.