Comida típica de Melilla, Spain

La gastronomía de Melilla es producto del mestizaje cultural y los sabores mediterráneos que conforman una cocina de sabores únicos

La riqueza cultural del pueblo de Melilla se trasladada a la cocina ofreciendo una extravagante mezcla de sabores y olores, que da lugar a una enorme diversidad de propuestas gastronómicas, mezcla de la cocina mediterránea, famosa por sus pescados, mariscos y moluscos, y de las comidas de sabores exóticos con especias africanas.

Del Mediterráneo se han heredado las coquinas a la plancha preparadas con el molusco del mismo nombre; frituras de pescado hechas con pescado fresco entero, cubierto de una capa muy fina de harina y frito en aceite de oliva; la cazuela de pescado, que combina diferentes tipos de pescados con ajo, aceite de oliva, pimentón dulce y vino blanco, y el rape a la Rusadir, un guiso de rape (pescado) con verduras, especiado con pimienta, azafrán en hebra y ajo.

Entre la comida de origen bereber está el msemen o rgayef, un pan plano bereber parecido a la crepa. Su relleno más popular es la cebolla caramelizada con especias, en su versión salada, o bañado en miel en su versión dulce. La pastela se prepara con masa de hojaldre rellena de cebolla, carne de paloma o pollo, perejil y almendras con un toque de canela.

Los sabores árabes se reflejan en el popular cuscús, hecho a base de sémola de trigo cocinada al vapor, y que suele acompañar carnes y verduras. De la India están las samosas, pequeñas empanadas de forma triangular rellenas de una pasta hecha con papas, chicharos, cebolla, cilantro, comino y jugo de limón. El pescado cocho, de origen hebreo, es un platillo elaborado con pescados de carnes recias como el mero, rape o corvina cortado en dados.

Entre los postres se puede degustar la naranja rellena que consiste en rellenar la cáscara de naranja de una mermelada de pulpa de esa fruta cítrica y clavos de olor, natilla y merengue espolvoreado con almendras. También es común el arroz con leche y los roscos de anís.

La bebida más popular en Melilla es el té verde con hierbabuena, herencia bereber, de excelente sabor y aroma. Además, en este destino persiste la costumbre española de las tapas y los pinchos acompañados de un buen vino o una cerveza. No puedes dejar de probar el pincho moruno, una brocheta compuesta por dados de carne de cordero o ternera, condimentada con una mezcla de especias conocida como ras el hanut que contiene comino, orégano, cilantro, cúrcuma, alcaravea, pimentón, nuez moscada, cayena y canela entre otras.

Los platillos que no te puedes perder

Cazuela de pescado,Melilla, Spain

Cazuela de pescado Platillo que combina diferentes tipos de pescados con ajo, aceite de oliva, pimentón dulce y vino blanco.

Pastela,Melilla, Spain

Pastela Se prepara con masa de hojaldre rellena de guiso de carne de paloma o pollo con cebolla, perejil y almendras, con un toque de canela.

Cuscús,Melilla, Spain

Cuscús Platillo hecho a base de sémola de trigo cocinada al vapor, y que suele acompañar carnes y verduras.

Samosas,Melilla, Spain

Samosas Pequeñas empanadas de forma triangular rellenas de una pasta hecha con papas, chicharos, cebolla, cilantro, comino y jugo de limón.