Fernando de Noronha, Brazil

Fernando de Noronha es un archipiélago de ensueño, con bellas playas bañadas por cristalinas aguas y una pródiga naturaleza que lo ha convertido en Parque Nacional Marino

Conoce Fernando de Noronha, Brazil

Fernando de Noronha es un archipiélago volcánico brasileño perteneciente al estado de Pernambuco, ubicado en el océano Atlántico, a 360 kilómetros de Natal y 545 kilómetros de la capital, Recife.

Este destino se conforma por 20 islas pequeñas y una isla mayor, la única que está habitada, donde se encuentran los hoteles y servicios públicos, y que lleva el mismo nombre del archipiélago. Las islas restantes forman parte del Parque Nacional Marino, un área protegida donde solo se permite el acceso para hacer investigaciones científicas. 

Estas islas de belleza insuperable, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, constituyen uno de los principales santuarios ecológicos del mundo. En las paradisíacas playas de la isla mayor, a la que llaman simplemente Noronha, además de nadar y tomar el sol, se pueden practicar deportes acuáticos, como surf, snorkel y buceo, aprovechando la transparencia de sus aguas para admirar la fauna marina. 

La isla de Noronha es llamada el Hawaii brasileño por sus olas altas y constantes, aguas cálidas y su paisaje casi desértico. Entre las playas bravas de Noronha la preferida es Cacimbra do Padre, con olas huecas y poderosas, solo para deportistas expertos. Otras playas son baía do Sancho, que cuenta con zonas rocosas ricas en flora y fauna;  baía dos porcos, de difícil acceso pero se distingue por sus numerosas piscinas naturales de agua transparente; baía do Sureste, es popular porque se puede nadar junto a tortugas marinas; y baía de San Antonio constituye un puerto natural y de atraque de navíos.

En Fernando de Noronha también se puede realizar el avistamiento de delfines y tortugas marinas que llegan a sus costas anualmente. En el archipiélago hay proyecto de protección de tortugas llamado Proyecto Tamar, que apoya la creación de la Reserva Biológica de Atol das Rocas. El Mirador de la Bahía dos Golfinhos es uno de los puntos más visitados de la isla para observar delfines en su hábitat natural. También está el Morro do Pico, desde donde hay una vista increíble de las islas.

Pero además de naturaleza, este destino tiene una historia de más de 500 años que se ve reflejada en la Fortaleza de San Antonio, que data de 1737 y tenía más de 10 cañones, y el Fuerte de Nuestra Señora de los Remedios, localizado en medio de la naturaleza y edificado en el siglo XVIII sobre las ruinas de un reducto holandés.

La Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios es el principal templo católico de la isla, construido en 1772 en la Vila dos Remedios. Su cuidada arquitectura agrega un toque pintoresco al paisaje. Es recomendable conocerla de noche, cuando la moderna iluminación aumenta su encanto todavía más. La Capilla de São Pedro dos Pescadores es una rústica iglesia emplazada en una zona alta de la isla conocida como Air France (antigua base de la aerolínea francesa), desde la que se tiene una hermosa vista panorámica.

***La moneda oficial en Brasil es el Real (BRL).

Hoteles en Fernando de Noronha, Brazil