Cascais, Portugal

Cascais conserva el ambiente cosmopolita y sofisticado que le valió el nombre de Riviera Portuguesa

Conoce Cascais, Portugal

Cascais es una villa portuguesa localizada 25 kilómetros al oeste de Lisboa. Sus tres bahías atraen a quienes buscan principalmente sol y mar. Además de hermosas playas, Cascais cuenta con sinuosas calles que conducen a pequeños museos, jardines, un puerto deportivo y un centro histórico peatonal con boutiques de diseño y restaurantes.

En el centro de la ciudad se conservan los restos de lo que era el pueblo de pescadores, y en la cercana zona de Praia dos Pescadores, en pleno centro histórico, aún hay algunos barcos de pesca. Hacia finales del siglo XVIII Cascais se convirtió en el destino de veraneo favorito de la burguesía portuguesa, por lo que en su centro histórico se conservan una serie de palacios y mansiones de verano que son bastante valiosas desde el punto de vista arquitectónico.

Sin embargo, esta ciudad alberga un patrimonio aún más antiguo: la Fortaleza de la Ciudadela, que data del siglo XVII y protegía la bahía de Cascais. Desde este punto se tienen bellas vistas panorámicas. Alberga en la actualidad un pequeño museo de artillería al aire libre. La Iglesia Parroquial de Cascais erigida en el siglo XVI presenta una rica decoración en su interior, típicamente portuguesa, con hermosos trabajos en talla dorada en la zona del altar. La Iglesia de los Navegantes es un templo barroco característico por su planta octogonal, que en su interior alberga representaciones de los santos patronos de los marineros: San Pedro Gonçalves y la Virgen de los Navegantes.

En el Barrio de los Museos se focaliza la oferta histórica y cultural de Cascais. Destacan el Centro Cultural de Cascais ubicado en lo que fuera el Antiguo Convento de Nuestra Señora de la Piedad; el Museo Condes de Castro Guimarães, que resguarda y exhibe una interesante colección de arte, opulentas piezas de mobiliario, vestigios arqueológicos prehistóricos y una biblioteca con antiquísimas ediciones, y el Museo de la Villa, que resguarda la memoria de la ciudad desde el neolítico hasta el siglo XX.

Cascais cuenta con varias zonas ajardinadas y rutas ciclistas que bordean la costa. Una de estas rutas conduce a la Boca do Inferno, con pequeños acantilados y formaciones rocosas. El nombre le viene del sonido que produce el mar golpeando con ellas. Siguiendo el camino al oeste se llega a la popular playa de Guincho, considerada una de las mejores de la Gran Lisboa. Situada en un paisaje de dunas, es un paraíso para los aficionados al surf, windsurf y kitesurf. Bordeando la costa hacia el norte se llega a los acantilados del Cabo de Roca, el punto más occidental de la Europa continental. El lugar ofrece vistas impresionantes de toda la zona.

La villa de Cascais cuenta con un importante puerto deportivo para los aficionados a la navegación deportiva, y en fechas recientes se ha convertido en un importante destino para quienes gustan del golf, ya que posee más de 10 campos de clase mundial. También alberga tenis internacional y eventos de motociclismo y de Fórmula 1, como el Gran Premio de Portugal.

Además, Cascais comparte con Sintra al Parque Natural de Sintra Cascais, que preserva una gran diversidad de ambientes y paisajes como dunas, bosques, lagunas y línea costera con acantilados.

***La moneda oficial en Portugal es el Euro (EUR).

Hoteles en Cascais, Portugal