Braga, Portugal

Aunque se trata de una de las ciudades más antiguas de Portugal, Braga está llena de jóvenes universitarios que la dotan de dinamismo

Conoce Braga, Portugal

Braga es una ciudad portuguesa situada al norte del país, capital del distrito homónimo. Este destino se localiza a 364 kilómetros de Lisboa.

Considerada uno de los centros culturales más importantes de todo Portugal, cualquier visita a Braga comienza en la Plaza de la República, punto de reunión y encuentro. Posee tres fuentes y la emblemática Torre del Homenaje. Desde aquí se extiende la calle de Souto con infinidad de tiendas y restaurantes.

Braga está considerada como la ciudad más religiosa de Portugal, de ahí la profusión de iglesias y santuarios en este destino. La Catedral de Braga domina su paisaje. Levantada sobre una mezquita árabe, cuenta con una mezcla de estilos gótico, barroco y renacentista, destacando la elaborada ornamentación de su parte superior y su Museo de Arte Sacro, que incluye objetos de cerámica, mobiliario, oro y textiles.

Entre los santuarios destacan el de Buen Jesús del Monte, conocido lugar de peregrinaje. Su característica más notable son sus zigzagueantes escaleras de estilo barroco. Para quien prefiera evitarlas, el santuario cuenta con un funicular, fundado en 1882, lo que lo convierte en el más antiguo de la península Ibérica. El Santuario de Nuestra Señora del Sameiro es uno de los lugares de culto mariano más visitados en Portugal. Su construcción data del siglo XIX. Desde el santuario se tiene una de las mejores y más completas vistas de Braga.

Otras visitas memorables son la Capilla de San Fructuoso de Montelius, construida entre los siglos V y VI, y que cuenta con una planta en forma de cruz griega; el Monasterio de Tibães, que concentra a la Iglesia de Tibães y el crucero de Tibães, cuyos edificios principales fueron construidos entre los siglos XVII y XVIII; la Capilla de la Concepción, en cuyo interior tiene dibujado sobre típicos azulejos la historia de Adán y Eva, y la Iglesia de Santa María Madalena, de estilo barroco, precedida por una amplia escalinata, con un interior ricamente decorado.

Para quienes gustan de los museos, Braga cuenta con varios. El Museo de Biscainhos, instalado en un palacio barroco, exhibe obras del periodo más influyente en el patrimonio de Braga; el Museo Arqueológico D Diogo de Sousa cuenta con vestigios de la época romana, y en el Museo Medina e Pio XII hay dos colecciones, una de pinturas religiosas del XVII y otra de pinturas de Henrique Medina.

En la Rua de Souto, enfrente de la catedral, está el Palacio Arzobispal, actual sede de la biblioteca municipal y de algunas facultades universitarias. Recientemente, la fundación de la Universidad Católica Portuguesa y de la Universidad del Miño ha aportado un impulso juvenil que ha llevado a esta ciudad milenaria a la modernidad, ganando en 2012 el nombramiento de Capital Europea de la Juventud.

***La moneda oficial en Portugal es el Euro (EUR).

Hoteles en Braga, Portugal