Beijing, China

Una de las ciudades más antiguas de China con un extenso número de atractivos históricos y religiosos, muy cerca de la Gran Muralla China

Conoce Beijing, China

Beijing, la capital de China, es una de las ciudades más antiguas e importantes de Asia. La ciudad es tan grande como su historia en donde se pueden apreciar infinidad de monumentos, templos religiosos, museos y parques. Construcciones emblemáticas reflejan la influencia de distintas culturas a lo largo de su historia.

Beijing ofrece una gran cantidad de sitios turísticos, muchos de ellos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Plaza de Tiananmen es la mayor plaza pública y el centro de Beijing, donde se ubica el Mausoleo de Mao Tse Tung, cuyos restos mortales están en una urna de cristal. En esta plaza está el Monumento a los Héroes del Pueblo con detalles alusivos a las guerras de liberación de China, además de la famosa puerta Tiananmen. El Palacio Imperial o la Ciudad Prohibida se encuentran al norte de la plaza y que fue residencia de los 24 emperadores de las dinastías Ming y Qing, albergando miles de reliquias, incluyendo inscripciones, esculturas, textiles, armas y libros antiguos.

Los templos más importantes de Beijing son el Templo del Cielo o Tian Tan en donde los emperadores de las dinastías Ming y Qing rezaban por tener cosechas abundantes, siendo uno de los centros del culto al cielo más grandes del mundo; el templo de Confucio, el mayor filósofo chino; y el Templo de los Lamas uno de los templos lamaístas más grande de la ciudad con edificios que atrapan la mirada de cualquiera.

Dentro de las atracciones arquitectónicas de Beijing también están el Palacio de Verano integrado por la Colina de la Longevidad y el lago Kunming, uno de los primeros sitios protegidos en China; el Palacio Yonghe o de la eterna armonía compuesta por una fascinante arquitectura que incluye esculturas de Buda, estatuas de bronce y la estatua de Maitreya de 18 metros esculpida en tronco de sándalo blanco y que se dice fue un regalo al emperador Qianlong por parte del Dalai Lama VII. Otras de las características de Beijing es su diversidad en parques como Beihai, con montañas artificiales, puentes, pabellones y templos, o el parque Jingshan cubierto de pinos y cipreses siendo uno de los mejores escenarios naturales de Beijing. Al sur de Beihai está la Ciudad Redonda, un lugar de descanso de emperadores compuesta por la sala de Cheng Guan en donde hay una estatua de Buda en jade blanco con incrustaciones de rubíes y esmeraldas.

Beijing ofrece diferentes museos como el Museo de Arte Popular de Beijing, el Museo de Arte Nacional de China, el Museo de Historia de China y el Museo de la Revolución, entre otros. Si se desea conocer más sobre la vida tradicional de Beijing se pueden visitar sus principales calles como Wangfujing en donde está la segunda iglesia católica más antigua de Beijing, la catedral de Wangfujing, o hacer un recorrido por los famosos Hutong, estrechos callejones que forman parte del casco antiguo de la ciudad y donde se pueden encontrar pequeñas tiendas.

La Gran Muralla China, construida para frenar las invasiones mongolas, está a corta distancia de Beijing y se pueden visitar cuatro tramos diferentes de la mayor construcción en el mundo. Pasa por las poblaciones de Badaling, Mutianyu, Huanghuacheng y Simatai, siendo Badaling la ciudad más próxima y visitada.

*** La moneda oficial en China es el Yuan chino (CNY).

Hoteles en Beijing, China