Arequipa, Peru

Esta ciudad peruana es un destino cultural plagado de interesantes monumentos y un centro histórico nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Conoce Arequipa, Peru

Arequipa se sitúa en las faldas del volcán Misti, dentro del departamento peruano de Arequipa, y es la segunda ciudad más poblada de Perú, después de Lima. Esta comunidad fue fundada en 1540 y es ocasionalmente llamada la Ciudad Blanca debido a la predominancia de este color en los edificios que decoran el centro histórico. Otro apodo con el que es conocida la ciudad es la Capital Jurídica de Perú, debido a que ahí reside el Tribunal Constitucional de Perú, un organismo autónomo encargado de interpretar la Constitución peruana.

Sin lugar a dudas, Arequipa es un destino que te cautivará por su riqueza cultural y sus fascinantes edificaciones históricas. Si quieres descubrir los secretos que guarda esta comunidad peruana debes visitar el centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ahí se encuentran una gran cantidad de edificios cuya arquitectura se distingue por la fusión de elementos decorativos europeos y peruanos, que dio origen al estilo denominado escuela arequipeña.

Uno de los sitios imperdibles del centro histórico de Arequipa es la Plaza de Armas, decorada con bellas jardineras, bancas y una fuente de bronce donde podrás conocer a Tuturutu, la pequeña estatua de un duende o soldado llevando una trompeta. En los alrededores de esta plaza se localiza la Basílica Catedral de Arequipa, uno de los edificios neoclásicos más importantes de Perú. Construido en 1656, este templo fue reconstruido en 1868 utilizando sillar, una piedra volcánica blanda y ligera que le aporta su característico color blanco. En su interior se encuentra un interesante museo en el que se exhiben diversas piezas con la finalidad de relatar la historia de esta iglesia arequipeña.

A un costado de esta edificación se encuentran los famosos Portales de Arequipa que han sido testigos de numerosos sucesos históricos y hoy en día alojan el Palacio Municipal de Arequipa. Edificada con granito, esta estructura tiene un estilo arquitectónico neorenacentista y enmarca de forma espectacular la belleza de la Plaza de Armas.

A unos pasos de este lugar se localizan otros monumentos de gran valor histórico como el Monasterio de Santa Catalina, fundado en 1580. Esta estructura es una muestra clara de las diversas corrientes arquitectónicas que influyeron en la región durante el periodo colonial. Otro sitio cercano a la Plaza de Armas es la Casa Goyeneche, la antigua residencia del obispo Goyeneche construida en el siglo XVI. Hoy en día funciona como museo y cuenta con tres salas de exposición que incluyen un área con piezas prehispánicas de las culturas que habitaron Perú, otra con una muestra de la historia de la moneda peruana y una última sala dedicada a exponer obras de arte virreinal.

Para finalizar tu visita a Arequipa, puedes dar una vuelta por la Iglesia de San Agustín y el Convento de la Recoleta, dos edificios importantes del centro histórico de esta ciudad. El primer edificio es considerado uno de los más bellos del siglo XVII con un estilo arquitectónico barroco. Por otra parte, el convento es una interesante estructura colonial convertida en museo, el cual expone diversas obras de arte religioso correspondiente a la época colonial. Además, una de las salas del Convento de la Recoleta fue transformada en biblioteca y resguarda más de 20,000 volúmenes impresos entre el siglo XVI y XVIII.

***La moneda oficial en Perú es el Nuevo Sol (PEN).

Hoteles en Arequipa, Peru