Águas de Lindóia, Brazil

Águas de Lindóia, considerada una estancia hidromineral, es un popular destino turístico desde los años veinte por sus aguas con propiedades curativas

 

 

Conoce Águas de Lindóia, Brazil

Águas de Lindóia está ubicada en la sierra de la Mantiqueira, en el estado brasileño de São Paulo, a menos de 10 kilómetros del límite con el estado de Minas Gerais. La localidad es conocida como la Capital Termal de Brasil y es famosa por sus fuentes con propiedades curativas. El lugar fue descubierto en el siglo XVIII por los troperos, comerciantes que transportaban ganado. Posteriormente, su fundación se debió a un doctor italiano que adquirió tierras alrededor de las fuentes para construir un recinto formado por tres casas planeadas para recibir pacientes.

La comunidad de Águas de Lindóia está llena de historias. Se dice que las propiedades curativas de las aguas fueron constatadas por Marie Curie, quien las analizó en 1926, y que la NASA solicitó unas garrafas de agua del lugar debido a su baja acidez y la rápida absorción por el organismo. También se cuenta que entre la comunidad y la ciudad de Monte Sião, ubicada a 9 kilómetros, hay un túnel secreto que llega a Machu Picchu, en Perú.

El Balneario Municipal de Águas de Lindóia es el principal sitio de interés de la localidad y se encuentra donde se asentó la población originalmente. Este balneario actualmente cuenta con albercas de aguas minerales con altos niveles de oxígeno, área de hidroterapia para baños de inmersión, aromaterapia y terapias curativas, y servicio de masajes. Las aguas del lugar se utilizan para tratar enfermedades como enfisema pulmonar crónica, asma, sinusitis, rinitis alérgica, problemas de la piel, cálculos biliares o de vías urinarias, infecciones de vejiga, problemas circulatorios y para desintoxicar, entre otras afecciones.

Los atractivos de Águas de Lindóia comprenden un portal que indica la entrada a la localidad y la Parroquia de Nuestra Señora de las Gracias, dedicada a una virgen que originalmente se veneraba en Italia. También está la Plaza Adhemar de Barros, un ícono de la localidad, con un lago, una fuente que se ilumina en las noches y opciones recreativas para la familia; la Plaza Dr Francisco Tozzi, que resguarda el Bosque Zequinha de Abreu, entre cuyos árboles corre el agua formando pequeñas cascadas y donde los domingos hay venta de artesanías, y la Iglesia de Cristo Rey, con un estilo moderno y vitrales.

Emprende el ascenso al Morro do Cruzerio para admirar el panorama completo de Águas de Lindóia y descubre en la cima el Cristo Redentor. Para llegar aquí, puedes conducir un auto o tomar el trenecito que parte desde la Plaza Adhemar de Barros. Otro sitio que goza de vistas panorámicas es Morro Pelado, donde se alcanzan a ver hasta 100 kilómetros de horizonte. Asimismo, visita la Represa Cavalinho Branco, que dispone de pista para correr, renta de bicicletas y caballos, o Sítio Monte Alegre, una granja donde se encontraron restos arqueológicos, con nacimientos de agua, animales para interactuar y venta de productos artesanales como quesos y dulces. En el Engenho do Barreiro, que preserva maquinaria antigua, puedes aprender sobre la elaboración de la cachaza y degustar este popular licor. Además, en Águas de Lindóia se ofrecen tours por las montañas en vehículos todo terreno y paseos a caballo y se lleva a cabo un evento de autos antiguos, en junio, y el carnaval, en marzo.

***La moneda oficial en Brasil es el Real (BRL).

Hoteles en Águas de Lindóia, Brazil